Calificó de “miserable” la sospecha sobre tráfico de influencias, por un abogado de su cátedra universitaria que logró demorar una causa que involucra a Lázaro Báez.


Alejandro Alfie

Como hizo Cristina Kirchner en su declaración indagatoria de la causa Vialidad, Alberto Fernández también arremetió este lunes contra medios de comunicación, jueces y fiscales. El presidente electo apuntó directo contra Hugo Alconada Mon, que publicó una nota en el diario La Nación, donde reveló que luego de las PASO un docente de su cátedra universitaria logró demorar una causa por facturas truchas y lavado de activos que involucra a Lázaro Báez.

“Es miserable atribuirme mover influencias en esos casos. No voy a soportar en silencio la difamación hecha invocando hacer periodismo”, dijo Alberto Fernández, desde su cuenta de Twitter. Y agregó: “En la Argentina que vamos a construir entre todos y todas se van a acabar los ‘operadores judiciales’, los ‘operadores mediáticos’ y los jueces y fiscales que ‘operan’ para poderes mediáticos corporativos o políticos sin impartir justicia como deben. Sabelo @halconada”, dijo Alberto Fernández, mencionando específicamente al periodista del diario La Nación.

Es que Alconada Mon había publicado una nota el día anterior, donde reveló que el ayudante de cátedra en la UBA de Alberto Fernández, Adrián Martín Rois, presentó un recurso como nuevo abogado defensor del dueño de Crediba, la poderosa financiera local involucrada en la operatoria bajo sospecha judicial. Tras esa presentación, el fiscal federal Antonio Castaño pidió una nueva serie de medidas probatorias, entre ellas un peritaje contable que deberán desarrollar profesionales de la Corte Suprema, además de más oficios a la AFIP y los registros de la propiedad, lo que va a estirar los plazos del proceso que ya lleva cinco años de trámite judicial.

Alconada Mon planteó que en Bahía Blanca se dirime una de las investigaciones penales más sensibles para Lázaro Báez. “Todo se encaminaba hacia los procesamientos… Hasta que después de las PASO apareció un colaborador del Presidente electo, @alferdez. ¿Tráfico de influencias?”, se preguntó el periodista de La Nación. Pocas horas después vino la catarata de cuestionamientos por parte de Alberto Fernández contra Alconada Mon.

Entidades de prensa, dirigentes oficialistas y periodistas salieron a repudiar el ataque del presidente electo, ya que la libertad de expresión incluye el derecho a no ser hostigado por publicar una investigación periodística, especialmente cuando la acusación proviene de un dirigente político de máxima jerarquía.

La Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA) lamentó “la desafortunada manifestación del presidente electo, Alberto Fernández, ante una nota del periodista Hugo Alconada Mon, del diario La Nación”. Y sostuvo que “utilizar giros descalificatorios para definir a un profesional por no estar de acuerdo con lo que publica, tiene un efecto intimidatorio y estigmatizante hacia el ejercicio del periodismo y la libertad de expresión, que no puede ser pasado por alto”.

También la agrupación de trabajadores La Naranja de Prensa ratificó rechazó "las declaraciones de Fernández contra Alconada Mon y cualquier tipo de condicionamiento disciplinador por parte del Estado y el poder político contra los trabajadores de prensa, sin importar su ideología ni el medio para el que trabajen".

En el mismo sentido se expresaron dirigentes políticos de Cambiemos, como Luis Petri, vicepresidente segundo de la Cámara de Diputados; los diputados Paula Oliveto, Maximiliano Ferrari y Waldo Wolff, entre otros. También se solidarizaron periodistas como Diego Cabot, Claudio Savoia, Marcelo Stiletano, José Crettaz, Claudio Jacquelin y Liliana Franco, junto al ex fiscal federal Pablo Lanusse y el ex integrante del Consejo de la Magistratura, Alejandro Fargosi.

Por el contrario, Aníbal Fernández salió a respaldar al presidente electo: “Hugo Alconada, periodista y abogado. Acusar a otro colega de tráfico de influencia con la orfandad de hechos endilgados en la nota, constituye una falta de ética gravísima. A veces recular para ser justo, está bueno”, dijo el ex jefe de Gabinete kirchnerista.

En la misma línea se expresaron los periodistas Sebastián Fernández y Dante López Foresi, quienes salieron a cuestionar a Alconada Mon por aplicar un "periodismo de guerra" y “pretender involucrar” a Alberto Fernández en “un delito” a 8 días de asumir su mandato presidencial.

Según la investigación periodística de Alconada Mon, Rois es un abogado penalista de la ciudad de Buenos Aires, docente de la cátedra sobre Teoría del Delito, cuyo titular es Alberto Fernández, en la Facultad de Derecho (UBA). Sergio Massa lo nombró en 2016 como su asesor en la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Órganos y Actividades de Seguridad Interior del Congreso.

Después de la victoria de Fernández en las PASO, Rois se presentó como nuevo abogado defensor del dueño de la poderosa empresa financiera Crediba, Néstor Piñeiro, posible involucrado en una supuesta asociación ilícita tributaria en la que estaría involucrado Lázaro Báez. El abogado pidió nuevas medidas de prueba, en un juicio que arrancó en el año 2014, logrando que "las definiciones procesales de los acusados" se dilate "hasta bien entrado 2020", planteó Alconada Mon en su artículo periodístico.
CLARIN


0
0
0
s2smodern
powered by social2s
JUAN DOMINGO GONZALEZ CONCEJAL PJ

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

incone

lamarta

AGUSTINA MELERO MERENDERO LA HORA FELIZ

institucional

Alternative flash content

Requirements

LA MARTA pagina web