Martes 23 de Julio de 2024
HACER CLIC AQUÍ

Dos señales importantes para el provenir educativo

Solo el 21,5% de los estudiantes del último año de secundaria alcanzaron los requerimientos mínimos en Lengua y Matemática simultáneamente.

Juan Manuel Fernández Alves

y Teo Joaquín Saralegui

Desde hace décadas, Argentina no logra resolver una de sus deudas sociales estructurales: garantizar que todos los jóvenes, indistintamente de su origen social, finalicen sus estudios obligatorios con los aprendizajes esperados. En la actualidad, esto continúa sin cumplirse: el 32,7% de los jóvenes de 18 a 24 años no termina la escuela secundaria, de los cuales el 68,5% pertenecen a los dos quintiles de ingresos más vulnerables.

En materia de aprendizajes, solo el 21,5% de los estudiantes del último año de secundaria alcanzaron los requerimientos mínimos en Lengua y Matemática simultáneamente, porcentajes que empeoran significativamente a medida que baja el nivel socioeconómico.

Estamos convencidos de que una condición sine qua non para solucionar la crisis educativa que nos aqueja es la consolidación de acuerdos programáticos que dejen de lado diferencias partidarias y promuevan debates técnicos. Por ello, creemos que tanto la inclusión de la educación como punto 4 en el Pacto de Mayo como el lanzamiento del Compromiso Federal por la Alfabetización, suscrito por el Gobierno Nacional y las 24 jurisdicciones, son dos señales esperanzadoras para nuestro porvenir educativo.

Ambos acontecimientos demuestran la existencia de voluntad en todo el arco político para construir acuerdos mínimos y duraderos. Por ejemplo, entender a la alfabetización como un eje vertebrador de los aprendizajes de los alumnos que debe tener un abordaje prioritario en la infancia a lo largo y ancho del país, y que este abordaje es imposible sin recursos adicionales eficazmente orientados y administrados.

A partir de hoy, se inicia una nueva oportunidad para dejar de lado identidades partidarias y cálculos políticos y debatir con argumentos, evidencia y realismo las transformaciones que nuestro sistema educativo necesita. Desde la formación y el salario docente hasta los cambios curriculares y en el régimen académico. Desde las políticas de evaluación hasta las estrategias para garantizar el acceso a la educación en contextos de ruralidad. Desde la inserción de las nuevas tecnologías hasta la infraestructura edilicia de las escuelas. Es hora de darle al debate de la educación la generosidad intelectual que se merece.

No dejemos pasar esta nueva oportunidad. Desde las organizaciones de la sociedad civil que nos encontramos trabajando articuladamente en materia educativa lo venimos pidiendo hace tiempo y velaremos por ello. Afuera hay un mundo que cambia a ritmo vertiginoso. En ese marco de incertidumbre, tenemos el enorme desafío de preparar a nuestros niños, niñas y adolescentes para que dispongan de las herramientas para diseñar su proyecto de vida en él.

 

Fuente: Clarin

Compartir esta nota: