Sábado 22 de Junio de 2024
HACER CLIC AQUÍ

Senado: negocian el kirchnerismo y Martín Lousteau para voltear la Ley Bases

  • En Unión por la Patria evalúan acompañar el dictamen alternativo que presentó el senador y jefe del radicalismo.
  • También el fueguino Pablo Blanco, el pampeano Daniel Kroneberger, la chubutense Edith Terenzi y la porteña Guadalupe Tagliaferri podrían avalar algunos temas del dictamen de Lousteau.

Martín Bravo

MARTÍN
BRAVO

 

Con la perspectiva para la votación en general favorable al Gobierno, los senadores de Unión por la Patria avanzaron con las estrategias que venían explorando para el debate en particular e iniciaron conversaciones con el radical Martín Lousteau, autor de un dictamen de minoría alternativo al del oficialismo. En las horas que restan hasta la sesión del miércoles habrá negociaciones y cálculos finos de los votos, con el propósito de modificar los proyectos de Ley de Bases y el paquete fiscal, que en ese caso volverán a tratarse en Diputados.

El objetivo de máxima del peronismo será imponerse en la primera votación, la general, para de ese modo voltear la iniciativa de Javier Milei. Aun cuando desde el oficialismo evitan transmitir un pronóstico triunfalista, en Unión por la Patria prácticamente descuentan que no conseguirán los votos en esa primera instancia.

“Está complicado por las miserias humanas”, apuntaron a las negociaciones entre el Gobierno con senadores opositores, en especial a los peronistas Edgardo Kueider y a Carlos Espínola, a los que les achacan haber ingresado con la boleta del Frente de Todos. También a Lucila Crexell, la neuquina a la que le ofrecieron una embajada a cambio de su apoyo.

“Comercializan el voto por cargos, obras, negocios personales. Es una vergüenza”, bramaron los referentes de UxP. En algunos casos se lo reprocharon a los propios legisladores que definieron avalar los proyectos del oficialismo. A otros senadores que responden a gobernadores ya los daban como aliados de La Libertad Avanza. Con los santacruceños José Carambia y Natalia Gadano se abrió un interrogante y en el Gobierno todavía no los cuentan como confirmados a favor.

Si el oficialismo consigue los votos en general, la discusión se trasladará al contenido de los artículos. Para ese momento el kirchnerismo ya venía preparando como plan B la articulación con otros bloques para tratar de bajar las partes más controvertidas, y con la presentación del dictamen de Lousteau sumaron una tercera posibilidad: votar a favor de un texto alternativo.

Se trataría de una diferencia con la postura en Diputados, donde la mayor parte de Unión por la Patria rechazó todos los capítulos y únicamente los catamarqueños y sanjuaninos se diferenciaron para aprobar el Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI) y Ganancias.

“Estamos hablando con Lousteau. Coincidimos en que la ley va a destruir la industria local”, contaron en el bloque peronista en el Senado, con la mira en los artículos para delegar facultades a Milei, las privatizaciones, el RIGI, la restitución de Ganancias, el blanqueo y las reformas al régimen previsional.

El senador nacional oficialista también desestimó el dictamen alternativo que presentó Martín Lousteau.

Del lado del presidente del radicalismo buscaron bajarle el tono a las negociaciones, aunque las conversaciones cruzadas seguirán estos días y posiblemente hasta el momento de la votación. “Está todo muy verde, el dictamen recién se presentó este viernes”, transmitió Lousteau, que envío una copia a sus 12 compañeros de bloque y a otros senadores.

El fueguino Pablo Blanco, el pampeano Daniel Kroneberger, la chubutense Edith Terenzi y la porteña Guadalupe Tagliaferri podrían avalar algunos temas del dictamen de Lousteau. En el peronismo también genera alguna expectativa la rionegrina Mónica Silva, pese a que también la cuestionaron por anunciar que votará a favor en general y que se destrababan los fondos para una rotonda en Choele Choel.

Si Unión por la Patria no sufre bajas en sus 33 integrantes, con cuatro votos más llegará a los 37 necesarios para imponerse y rechazar los artículos. Las negociaciones incluirán cálculos e intentos de alcanzar los dos tercios (48) para hacer casi imposible que Diputados insista con la versión de la media sanción.

Los distintos sectores del peronismo subirán la presión con una movilización al Congreso este miércoles. “Hay dos cosas que son letales. El RIGI condena a la Argentina por 30 años y es inconstitucional. El blanqueo abre la puerta al narcotráfico y al delito organizado, y da un manto de impunidad a aquellos que sacaron las riquezas del país a paraísos fiscales”, aseguró José Mayans, jefe del bloque de Unión por la Patria.

 

Fuentes: Clarín.

Compartir esta nota: