Viernes 21 de Junio de 2024
HACER CLIC AQUÍ

El tema que traba el encuentro entre Javier Milei y Alberto Fernández: el nivel de ajuste que reclama el nuevo Presidente en el Presupuesto

 

  • Hay tensiones por quién pagará el costo de los recortes y qué apoyo le dará el peronismo a la ley de recursos del Estado para 2024.
  • Massa amenazó con irse de Economía para no firmar un ajuste muy grande.

¿Quién pagará el costo político del ajuste que se viene? Esa es una de las claves del cónclave que, en teoría, mantendrían entre martes y miércoles Javier Milei y Alberto Fernández. Del resultado de esa reunión también dependerá el futuro de Sergio Massa: el ministro podría dejar el Palacio de Hacienda si el presidente electo avanza en una poda del 15% al Presupuesto 2024, que debería enviarse al Parlamento en los próximos días.

Durante esta mañana había distintas reuniones en el búnker de LLA, en el hotel Libertador: a media mañana el mandatario electo y su hermana Karina recibieron a la futura canciller, Diana Mondino, al economista Ramiro Marra y a Nicolás Posse, quien suena como probable jefe de gabinete, para definir si el líder libertario adelantaría el encuentro con Alberto Fernández que durante el domingo por la noche se había previsto para mitad de semana. Si bien este lunes el propio diputado, en declaraciones radiales, deslizó que se podría realizar durante esta misma jornada, ahora en su entorno aseguraron que la misma se postergaría para mitad de semana.

El Presidente y su sucesor tienen dos temas urgentes qué definir: de qué forma se llevará a cabo la "transición" en las tres semanas que faltan hasta el comienzo de la nueva administración. Milei pretende el apoyo de un sector del oficialismo para poder lograr la sanción de sus primeras leyes, entre las que se cuentan el Presupuesto y una posible reforma del Estado.

Lo cierto es que el nuevo Presidente necesita que el peronismo le vote el Presupuesto 2024, porque no tiene los votos necesarios ni en en Diputados ni en el Senado para sacar ninguna ley, y menos la más importante de todas para organizar su Gobierno.

Massa, que la noche del balotaje amagó con un pedido de licencia en Economía, espera el resultado de ese cónclave. En verdad, el gran derrotado de la noche del domingo no quiere quedar pegado a un ajuste del 15% de la ley de leyes. En septiembre había aceptado postergar su envío a Diputados una vez que se conociera quién sería electo presidente. En el "campamento libertario" esta argumentación suena a "excusa": observan que el funcionario quiere "abandonar el barco" luego "de haberse gastado 3 puntos del PBI en la campaña".

Esas diferencias serían las que habrían demorado el primer encuentro para "organizar la transición" y también el anuncio del futuro ministro de Economía. Massa, en tanto, descargó la responsabilidad de un futuro ajuste en A. Fernández y el presidente electo: en privado, sostiene que no avalará una poda de la ley de leyes y que ha postergado una mayor sangría en las reservas habida cuenta que el nuevo desembolso al FMI recién debería ser girado a mediados de diciembre.

Un diputado electo de LLA observó que "son estos tironeos internos" del propio oficialismo los que podrían.perjudicar un acuerdo entre las partes para ordenar el traspaso de la gestión. "No son estos 20 días los que debemos estar atentos sino que vamos a tener diciembre para darnos cuenta del verdadero estado de situación. Hay mucha preocupación", enfatizó y conjeturó que será Posse el que tenga la tarea de auditar el mapa del Estado que legará la actual administración.

En la misma sintonía, un integrante de la mesa chica libertaria contó a este diario que en estas horas "Alberto nos plantea qué hago yo en estos 20 días si me renuncia Massa", por lo que, a su entender, expuso las diferencias que vuelven a emerger en la coalición oficialista respecto a las medidas económicas en estudio. Al respecto, aventuró que el cónclave recién se podría destrabar "cuando se ordene el propio Gobierno" y, no obstante, se mostró "optimista" en que finalmente el mismo tendrá lugar esta semana.

En el búnker libertario, además, tenían expectativa en cómo abrirán los mercados este martes más allá del boom que hoy muestran las acciones y bonos que cotizan en Wall Street.

La pulseada con Massa, al parecer, terminará definiendo los alcances de la transición. El primer test será la redefinición del proyecto de Presupuesto.

Empero, en el propio armado libertario admiten que hoy faltan técnicos en administración financiera, como Ricardo Gutiérrez o Carlos Sánchez que supieron integrar el equipo de Domingo Cavallo. Por estas horas todas las miradas están puedas en Federico Sturzenegger, si es que llegara a desembarcar en Hacienda producto del acuerdo con Mauricio Macri

En el entorno del expresidente aseguraron que es "prematuro" avanzar en la danza de nombres de dirigentes del "partido amarillo" que podrían incorporarse al futuro gobierno. Pero el candidato a vicepresidente de Boca Juniors coincidió con el presidente electo "en la irresponsabilidad" de Massa en deslizar un posible paso al costado en medio de la crisis económica. La histórica desconfianza que le dispensa al líder del Frente Renovador hoy es compartida por el líder libertario que tildó de "canallada" la postura de su adversario en el balotaje.

 

Fuente: Clarin

Compartir esta nota: