Lunes 02 de Octubre de 2023
HACER CLIC AQUÍ

VISITA DE PRECANDIDATOS Gustavo Valdés: un gobernador con protagonismo creciente

El Mandatario, nuevamente en el centro del escenario opositor nacional. Maneja los ritmos de la campaña para el 11-J. Esta semana sumó el paso de los candidatos presidenciales de Juntos por el Cambio.

Es un hecho inédito: por primera vez en la historia, las problemáticas de Corrientes están en la agenda de varios candidatos a Presidente. La visita a la provincia, por separado, de Patricia Bullrich, Gerardo Morales y Horacio Rodríguez Larreta de Juntos por el Cambio, marcó la agenda provincial y selló un protagonismo cada vez más importante del gobernador, Gustavo Valdés, en el armado político opositor.

 

Las reuniones en privado del Mandatario con cada uno de los candidatos, las recorridas por obras e inauguraciones, fueron denominador común y la cuestión política interna de la coalición, aún no resuelta, forma parte del contenido secreto.

 

 

Fue quizás Horacio Rodríguez Larreta quien más rédito sumó de los tres presidenciables, ya que rápido de reflejos, tomó el guante de cada uno de los reclamos de Valdés y prometió cumplir con cada una de las demandas del Gobernador para con su provincia.

 

"No hablamos de nombres, sí les pedí compromiso para lo que necesita Corrientes", resumió Valdés en una entrevista televisiva para la señal Ñande Cable en Bella Vista, el día de ayer.

 

 

"Los correntinos no estamos para ser segundos". Con esa frase, resumió Valdés la respuesta al ofrecimiento que recibió para acompañar alguna de las fórmulas presidenciales de Juntos por el Cambio. Una vez más, ratificó su compromiso de cumplir los dos años que le faltan de mandato, confiados por el electorado en el 2021.

 

 

 

Preferencias

 

Hoy, los dirigentes locales centran sus miradas en el próximo domingo. ECO + Vamos Corrientes puso en marcha su poderosa y aceitada maquinaria electoral, priorizando las elecciones provinciales y observando de reojo las definiciones de las internas opositoras a nivel nacional.

 

Sin embargo, la continuidad política obliga a ir tomando posiciones. Gustavo Valdés, sabedor de su fortaleza local, fue anfitrión de Patricia Bullrich, Gerardo Morales y Horacio Rodríguez Larreta esta semana.

 

Con ellos compartió momentos individuales y colectivos, recorridas institucionales y políticas, y les mostró el camino que quiere para Corrientes en su relación con Nación, si uno de ellos accede a la presidencia.

 

 

Los reclamos del Gobernador

 

Son siempre los mismos: regalías de Yacyretá, de Salto Grande, fondos del ANSES, obras nacionales paralizadas, discriminación, etcétera. Esos reclamos planteados al actual Gobierno no fueron escuchados, ahora fueron recibidos por los candidatos que prometieron una etapa nueva después del 10 de diciembre.

 

Ahora, más allá de los planteos y las respuestas comunes: ¿Cuál es la preferencia de Gustavo Valdés?

 

¿Hay un guiño en particular hacia algunos de los precandidatos?

 

¿Alguno de ellos lo seduce más que otro?

 

Gerardo Morales, consideran en su entorno que es el más preparado para gobernar Argentina, pero saben que no crece en las encuestas, que no genera entusiasmo.

 

A Horacio Rodríguez Larreta lo ubican como un buen gestor para poder superar la crisis y salir del caos económico actual, pero no tiene empatía con la gente.

 

De Patricia Bullrich resaltan el conocimiento que tiene en un área clave como lo es seguridad, pero con dificultades para generar consensos necesarios para el momento del país.

 

Con este esquema, hoy es muy difícil saber si Gustavo Valdés ya se decidió por alguno. Si esa preferencia existe, no es posible descifrarla.

 

Navega en aguas movidas, un error de cálculo en la elección podría condicionar sus logros políticos en el tiempo.

 

Hoy está lejos de marcar una definición clara y contundente de apoyo explícito. Y hasta parece lógico y políticamente correcto.

 

"No sigan tanto a los nombres, sigan a los principios, a las ideas", sentenció en diálogo con Ñande Cable, parafraseando al padre de la democracia, Raúl Alfonsín.

 

Esa definición que puede sonar más a una declaración de principios, es también una forma elegante de zafar, de emitir una sentencia de apoyo en tiempos en los cuales todavía hay mucho por decidir.

 

 

Cómo juegan los dirigentes de ECO

 

Las preferencias están divididas. Los radicales, sabedores que los candidatos de su partido no toman vuelo en las preferencias electorales, comienzan tibiamente a manifestar apoyos que no hacen público.

 

Desde Encuentro Liberal, Pedro Cassani ya manifestó mediáticamente su apoyo a Larreta, Braillard Poccard y Carlos Vignolo lo hacen en privado, otros dirigentes -como es el caso del bellavistense Walter Chávez y la mayoría de los dirigentes locales del PRO- lo hacen por Patricia Bullrich.

 

 

Las elecciones del domingo 11

 

El plebiscito a la gestión de Gustavo Valdés volverá a tener un apoyo importante, solo resta saber cuál será la magnitud del mismo.

 

Los números legislativos no sufrirán modificaciones. La mayoría absoluta que tiene el oficialismo no está en riesgo y hasta podría ampliarse.

 

La oposición, una vez más, no supo, con su desunión y falta de un proyecto serio, capitalizar el malestar de sectores con algunas políticas del gobierno.

 

Nadie supo aprovechar, al menos para este turno electoral, un creciente mal humor social generado por una crisis que, con raíz nacional, atraviesa a todos los habitantes del país, casi sin excepciones.

 

 

El futuro

 

El 11 de junio, Gustavo Valdés mostrará a la política nacional un triunfo contundente. Quizás el más importante de las elecciones provinciales realizadas en el país hasta el momento.

 

Y se comenzará a hablar de su futuro político. El techo de Valdés no se conoce, lo que ya no puede obviarse ni negarse es el respeto que supo ganarse en el escenario opositor nacional.

 

Impedido constitucionalmente de un nuevo mandato, su presencia nacional será mayor y su inserción en ese esquema dependerá en gran parte de la suerte electoral de una oposición que a nivel país, hasta ahora, no ha demostrado ser inteligente, sumido en un proceso interno desgastante y a espaldas de la realidad que vive el país.

 

La semana cerró para Valdés con la ratificación de su protagonismo en el armado opositor. Corrientes y su problemática está insertado como nunca antes en la política nacional. Y ello es un logro suyo.

 

Los réditos, quizás la provincia y Gustavo Valdés lo comenzarán a tener después del 10 de diciembre.

Por Carlos Simón

Redacción de época

Compartir esta nota: