Miercoles 07 de Junio de 2023
HACER CLIC AQUÍ

La cruda realidad de los padres de la beba fallecida a metros de Casa Rosada: rechazaron la asistencia y volvieron a la calle

“Les ofrecimos llevarlos a Centros de Inclusión Social y también pagarles un hotel. La realidad es que no aceptaron ninguna de las dos opciones”, indicaron desde el Ministerio de Desarrollo Humano de la Ciudad de Buenos Aires

Después de la tragedia, Hernán y Brenda, los padres de la beba de tres meses que falleció este viernes a pocos metros de la Casa Rosada, pasaron la noche en la casa que su familia tiene en la localidad bonaerense de Avellaneda, donde decidieron irse por la mañana. Hasta el momento, se desconoce el paradero de la pareja. “Lamentablemente no quisieron quedarse en ninguno de los espacios que le ofrecimos como para que sean acompañados y empiecen a analizar la opción de entrar a un tratamiento por sus adicciones. La ley de Salud Mental es un freno para poder tratar en profundidad estos casos”, indicaron fuentes del Ministerio de Desarrollo Humano de la Ciudad de Buenos Aires a Infobae.

Los padres de la niña -que viven en situación de calle desde hace varios años y afrontan problemas de consumo problemático- habían quedado demorados en la Comisaría Vecinal 1 D de la Policía de la Ciudad, donde recibieron contención y asistencia psicológica luego de encontrar sin pulso a su hija dentro de su cochecito. El trágico hecho ocurrió ayer, alrededor de las 5 de la madrugada, en la recova del Palacio de Hacienda, entre las calles Hipólito Irigoyen y Paseo Colón.

Por la noche, se retiraron de la delegación policial y quedaron a disposición del organismo conducido por María Migliore, que se encarga del programa Buenos Aires Presente, la primera línea de atención para personas en situación de vulnerabilidad socioeconómica y habitacional. Sin embargo, la pareja rechazó las propuestas realizadas por el personal del Ministerio y optó por quedarse en la vivienda de uno de sus familiares, en el sur del Gran Buenos Aires.

“Les ofrecimos llevarlos a Centros de Inclusión Social y también, les ofrecimos pagarles un hotel. La realidad es que no aceptaron ninguna de las dos opciones. Nosotros queríamos que fueran a un centro justamente para poder hacerles un acompañamiento más personal, más continuado, más cercano con todos los equipos multidisciplinarios que hay allí, que están formados por psicólogos y asistentes sociales. En cambio, en el hotel están en una habitación y durante el día se van, no existe la posibilidad de estar cerca de ellos si no lo permiten, pero de todos modos ellos rechazaron las dos opciones y prefirieron irse”, indicaron fuentes de la cartera de Desarrollo Humano a este medio.

Los padres habían pedido recuperar a sus hijos

Los padres habían pedido recuperar a sus hijos

“Uno de nuestros equipos estuvo toda la noche en la puerta de esa casa como soporte, por si necesitaban algo. Esta mañana salieron y no sabemos hacia dónde fueron. Nos comunicamos con la comisaría para saber si tenían novedades de ellos pero tampoco sabían nada”, agregaron.

Hernán y Brenda, de aproximadamente 29 años de edad, también son padres de otra beba, melliza de la menor fallecida, y de un niño de aproximadamente 2 años que vivió un tiempo con su tía y que ahora se encuentra en situación de adoptabilidad. Tras la muerte de la menor, la melliza quedó en evaluación, en buen estado de salud, y bajo la tutela del Consejo del Menor de la Ciudad de Buenos Aires. “Va a seguir así hasta que la Justicia dictamine cómo proceder”, detallaron las fuentes.

Te puede interesar: El dolor de los papás de la beba que murió frente a la Casa Rosada: “Queremos recuperar al resto de nuestros hijos”

La investigación por el fallecimiento de la beba quedó en manos de la Fiscalía Criminal y Correccional 10, a cargo de Santiago Vismara, en el marco de una causa caratulada como “muerte dudosa”. En tanto, se aguardan los resultados de la autopsia del cuerpo para conocer las causas del deceso.

El debate por la Ley de Salud Mental

El hecho volvió a poner en el centro de la escena a la Ley de Salud Mental (N° 26.657), sancionada el 25 de diciembre de 2010, la cual fue arduamente cuestionada desde la cartera liderada por Migliore: “No podemos hacer mucho más. En estos casos, la ley de Salud Mental te pone el freno de la voluntad de la persona que tiene el problema, la enfermedad. Vos no podés internarlos si no es voluntariamente. Estaría bueno plantearse, estudiar y analizar, como política y sociedad en general, entre quienes escriben y redactan leyes, si las herramientas que se tienen a disposición hoy como Estado son las adecuadas y son las que corresponden con los casos que estamos viendo diariamente, como por ejemplo el de esta pareja”, aseguraron.

“No sabemos y tampoco estamos convencidos de que éste sea el mejor camino, pero es una herramienta que se podría tener y que podría darle a las personas una oportunidad de hacer algo que ellos, en las circunsatnacias en las que están, no van a aceptar, ni van a elegir, ni van a querer hacer. Esto pasa con la gran mayoría de la población de gente en la calle, que están atravesados por algún tipo de problema de consumo o algún tipo de problema de salud mental. Consideramos que la ley es una traba para poder tratar en profundidad casos así”, añadieron fuentes del Ministerio de Desarrollo Humano.

En la ciudad, un total de 1.011 personas no tienen techo, de acuerdo al relevamiento Censal de Personas en Situación de Calle de la Ciudad de 2022, elaborado por la Dirección General de Estadísticas y Censos porteña. Según la misma fuente, el 78,8% de ellas son mayores de edad.

 

Fuente: Infobae

Compartir esta nota: