Sábado 22 de Junio de 2024
HACER CLIC AQUÍ

El papa Francisco dijo que las leyes que criminalizan a las personas LGBT son un pecado y una injusticia

El sumo pontífice señaló que apoya la llamada legislación de uniones civiles que da a las parejas del mismo sexo protección legal en cuestiones como pensiones, herencias y asistencia sanitaria

El Papa Francisco dijo el domingo que las leyes que criminalizan a las personas LGBT son un pecado y una injusticia porque Dios ama y acompaña a las personas con atracción hacia el mismo sexo.

Francisco, que hizo estas declaraciones en respuesta a la pregunta de un periodista a bordo del avión en el que regresaba de un viaje a dos países africanos, recibió el pleno respaldo a sus comentarios de otros dos líderes cristianos que viajaban con él en el avión.

Francisco repitió que la Iglesia católica no puede permitir el matrimonio sacramental de parejas del mismo sexo, pero que apoya la llamada legislación de uniones civiles que da a las parejas del mismo sexo protección legal en cuestiones como pensiones, herencias y asistencia sanitaria.

“La criminalización de la homosexualidad es un problema que no puede ser ignorado”, dijo Francisco, quien a continuación citó estadísticas no identificadas según las cuales 50 países criminalizan a las personas LGBT “de una forma u otra” y unos 10 más tienen leyes que incluyen la pena de muerte para ellos.

Un total de 66 estados miembros de la ONU siguen penalizando las relaciones sexuales consentidas entre personas del mismo sexo, según datos de ILGA World, la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersexuales. En varios países donde las relaciones entre personas del mismo sexo son ilegales, los castigos pueden incluir la pena de muerte.

“Esto no está bien. Las personas con tendencias homosexuales son hijos de Dios. Dios les ama. Dios les acompaña (…) condenar a una persona así es un pecado. Criminalizar a las personas con tendencias homosexuales es una injusticia”, afirmó.

Bandera gay cerca a una iglesia alemana. AP

Bandera gay cerca a una iglesia alemana. AP

Según destacó, el catecismo de la Iglesia Católica, o libro de enseñanzas, dice que la atracción por el mismo sexo no es pecado, pero los actos homosexuales sí lo son. También asegura que las personas LGBT no deben ser marginadas.

Francisco viajó a Sudán del Sur, el segundo país de la gira, como peregrinación de paz junto al arzobispo de Canterbury, Justin Welby, y el moderador de la Asamblea General de la Iglesia de Escocia, Iain Greenshields.

Ambos líderes cristianos viajaban en el avión de regreso y participaron en la habitual rueda de prensa del Papa con los periodistas. Ambos elogiaron sus comentarios.

“Estoy totalmente de acuerdo con cada una de sus palabras”, dijo Welby, señalando que la propia comunión anglicana está dividida sobre los derechos de los homosexuales y que dos resoluciones contra la criminalización de las personas LGBT “no han hecho cambiar de opinión a mucha gente”.

Welby añadió: “Sin duda citaré al Santo Padre. Lo ha dicho de forma muy bella y precisa”.

Expresando su propio apoyo a Francisco, Greenshields se refirió a la Biblia, diciendo: “En mi lectura de los cuatro Evangelios no veo que Jesús rechace a nadie. En ninguna parte de los cuatro Evangelios veo otra cosa que Jesús expresando amor a quienquiera que encuentre y, como cristianos, esa es la única expresión que podemos dar a cualquier ser humano en cualquier circunstancia”.

Con información de Reuters

 

Fuente: Infobae

Compartir esta nota: