Domingo 27 de Noviembre de 2022
HACER CLIC AQUÍ

Robaron 200 computadoras y tablets en el edificio de la escuela porteña Normal Nº 1

En ese inmueble también funciona el colegio Liceo Nº 4, que fue víctima de parte de los elementos robados. La comunidad educativa de ambas instituciones realizó un abrazo al edificio y reclamaron la presencia de seguridad durante las 24 horas

El edificio educativo ubicado en la avenida Córdoba al 1900, que contempla a las instituciones Normal Nº 1 y el Liceo Nº 4 sufrió en el transcurso de la semana pasada tres robos en los que los delincuentes se llevaron al menos 200 computadoras y tablets y diferentes elementos de electrónica que habían sido recientemente incorporados por el gobierno porteño.

En el transcurso de la última semana, las autoridades del Normal Nº 1 y del Liceo Nº 4 constataron cómo habían sido forzadas algunas de las entradas a la histórica institución y coincidieron en reclamar la presencia de personal de seguridad durante 24 horas dentro del edificio.

“El día jueves, cuando llegamos, nos encontramos con la falta de 72 computadoras de las que entrega el Gobierno de la Ciudad, las tablets. Nos encontramos con que la cantina había sido vandalizada, que había otros elementos faltantes en la regencia del nivel primario y más”, afirmó Gustavo Verde, rector del Normal 1, en declaraciones al periodista Eduardo Feinmann en Radio Mitre.

Al día siguiente de ese jueves, el encargado de la cantina fue llamado nuevamente por autoridades del colegio para ser notificado que en el transcurso de esas 24 horas se había robado lo que quedaba dentro de la cantina.

El escenario con el que se toparon las autoridades de los dos colegios fue el de puertas rotas, vidrios rajados y ventanas que supuestamente debían estar cerradas y se encontraban abiertas.

Entre los objetos robados se sumaron las computadoras y tablets pertenecientes al Plan Sarmiento (que habían sido traídas por el Ministerio de Educación porteño hacía apenas días atrás), elementos de robótica y objetos de electrónica como micrófonos, cables y parlantes que habían sido comprados por la escuela en conjunto con la asociación cooperadora.

Captura El Trece

Captura El Trece

La escuela Normal Nº 1 activó el protocolo en tres oportunidades durante la última semana. En ese edificio, en el turno vespertino también funciona el colegio Comercial Nº 10. Los principales robos se produjeron durante las madrugadas del jueves y del viernes.

Otra de los puntos que denunciaron las autoridades del colegio fue la respuesta por parte del Ministerio de Educación porteño. Aseguraron que, pese a haber realizado la denuncia, en el transcurso del jueves se acercaron representantes de la cartera educativa, pero, según las autoridades de la escuela, lo hicieron para constatar que los docentes hayan acudido a sus puestos laborales en una fecha donde hubo un paro gremial de los docentes de las instituciones porteñas, y no para corroborar el estado del edificio tras el robo.

“Según me comentó el rector del Liceo Nº 4, Diego Laplacettedentro de su escuela se robaron por lo menos 122 computadoras. Nosotros estamos pidiendo seguridad las 24 horas aquí dentro. Nosotros queremos que haya más espacios seguros con cámaras para proteger los equipos. Queremos trabajar, enseñar, dar clases con la mayor tranquilidad para todos nosotros y para todo el colectivo de las familias del Normal 1, el Liceo y el Comercial con los que compartimos el edificio”, completó Verde.

El resumen completo de los robos relevado por las autoridades de los colegios fue: el Normal 1 sufrió en la madrugada del jueves 22 de septiembre la sustracción de 72 tablets del Plan Sarmiento, micrófonos, parlantes, una cpu y un monitor, mercadería y efectivo de la cantina. En tanto, el Liceo padeció en la madrugada del viernes 23 el robo de 122 netbooks, kit de radio completo, un drone, una cámara de fotos, 10 tablets, un kit robot, dos cpus con monitores y teclados, entre otros elementos.

Una vez realizada la denuncia, participaron en el operativo policial efectivos de la Comisaría Vecinal 2B y coordinaron los trabajos el subcomisario Fernando Carrizo y el comisario Matías Pearse.

El edificio ubicado en la avenida Córdoba, entre Riobamba y Ayacucho, cuenta con dos caseros, pero debido al enorme tamaño del inmueble, las autoridades consideran que no es control suficiente como para poder cubrir todos los ingresos.

Por eso, desde la escuela se reclama mayor presencia de seguridad, en especial en horarios fuera del ciclo lectivo, y la instalación de más cámaras de seguridad.

“Durante la madrugada, esta es una escuela es muy grande de abarcar. Estamos muy cansados de esto. Porque esto representa un vaciamiento en general de la escuela. El faltante de estos elementos repercute en los problemas para la educación de nuestros hijos. Esto implica que la cooperadora es la que tenga que ayudar para que la escuela esté en condiciones, tanto para el mantenimiento edilicio de la escuela como para los elementos”, aseguró una madre de la escuela en declaraciones al canal Crónica TV, en el transcurso de la mañana del lunes.

“Nosotros lo que estamos pidiendo es mayor seguridad, una vigilancia de 24 horas en el edificio. Nosotros queremos que haya más espacios seguros con cámaras para proteger los equipos. Queremos trabajar, enseñar, dar clases con la mayor tranquilidad para todos nosotros y para todo el colectivo de las familias del Normal 1, el Liceo y el Comercial con los que compartimos el edificio”, aseguró el rector Verde.

En el edificio ubicado en la avenida Córdoba al 1900 funciona el Normal Nº 1, el Liceo Nº 4 y el Comercial Nº 10

En el edificio ubicado en la avenida Córdoba al 1900 funciona el Normal Nº 1, el Liceo Nº 4 y el Comercial Nº 10

A raíz de ese raid delictivo ocurrido durante la última semana, las autoridades de la escuela, los docentes, los alumnos y los padres se reunieron después de las 8 de la mañana en la puerta de la institución para realizar un abrazo simbólico al colegio Normal Nº 1 en reclamo de mayor seguridad.

Basta de robos, pérdidas y destrucción de nuestra escuela”, “Necesitamos una escuela segura” eran algunas de las pancartas que mostraron los padres y los estudiantes en la puerta de la escuela.

El reclamo de las instituciones al Gobierno de la Ciudad se basó en tres puntos: el pedido de vigilancia en las entradas del edificio las 24 hs., sistema de alarmas unificado que contemple a todos los sectores del edificio y que se finalice la instalación de espacios seguros con cámaras, sólo para guardar computadoras. Hasta el momento sólo hay un espacio con ese dispositivo activado, donde, precisamente, no se robó ningún elemento.

En el mes de abril de este año habían ocurrido delitos similares en otras escuelas públicas de la Ciudad de Buenos Aires. En ese momento, el colegio Mariano Acosta sufrió el robo de 12 computadoras CPU de todas las oficinas del recinto y otras 32 máquinas de un atelier digital del Plan Sarmiento.

La misma situación extraña ocurrió a finales del 2021, cuando se denunció el robo de 45 notebooks en la escuela “Lengüitas”, 29 computadoras en el Normal Nª 6 y el Normal Nº 8 padeció tres robos durante todo el año.

Una de las dirigentes que se encontró detrás de la búsqueda de justicia en esa situación de delitos y robos de computadoras en las escuelas públicas de la ciudad es Claudia Neira, legisladora porteña por el Frente de Todos. El último viernes, después de que se confirmara el robo a la Escuela Normal Nº 1, la dirigente escribió en su cuenta de Twitter: “Hace más de un año que no paran de robar en las escuelas de la CiudadAhora se suman dos nuevos robos en el Normal 1...¿Por qué dos robos? ¡Porque robaron dos días seguidos! Hay que trabajar en un plan de seguridad para las escuelas, adecuando y mejorando la infraestructura”.

 

Fuentes: Infobae.

Compartir esta nota: