Miercoles 28 de Septiembre de 2022
HACER CLIC AQUÍ

Brutal ataque sicario en Rosario: mataron por error a una vecina que merendaba junto a su hija embarazada

Iban en moto y dispararon 15 veces para asesinar a Jonatan Schneider (31). La ráfaga de tiros alcanzó a Graciela Carrizo (58), que estaba en los bancos de una plazoleta

Un doble crimen ocurrió en la tarde de este domingo en el extremo Sur de Rosario. Un joven de 31 años fue acribillado a tiros por dos sicarios que pasaron en una moto. Los disparos también impactaron en la cabeza y en el cuello de una mujer que estaba varios metros detrás, merendando en una plazoleta junto a su hija embarazada.

Con estos dos nuevos asesinatos, el departamento Rosario acumula 199 homicidios dolosos en lo que va del año, según los datos del Observatorio de Seguridad Pública.

Jonatan Nicolás Schneider tenía 31 años y se desplazaba en una bicicleta junto con un familiar al momento del ataque, de acuerdo a la información que brindó el Ministerio Público de la Acusación. El cuerpo tenía 17 heridas de arma de fuego, según pudo saberse después de las actuaciones del gabinete criminalístico de la Agencia de Investigación Criminal.

Unos 40 metros detrás de Schneider –de acuerdo a la estimación de investigadores policiales– se encontraba Graciela Paulina Carrizo, de 58 años. La mujer estaba en los bancos de la plazoleta con su hija y recibió dos disparos que resultaron mortales.

El caso es investigado por el fiscal de Homicidios Dolosos Gastón Ávila, quien ordenó medidas a la Brigada de Homicidios de la Agencia de Investigación Criminal, como la toma de testimonios y relevamiento de cámaras –que, a priori, no fueron halladas en el lugar–.

En la escena del brutal ataque fueron incautadas 15 vainas servidas, aparentemente, calibre 9 milímetros, que fueron enviadas a peritar.

De Jonatan Schneider, que fue la persona atacada directamente por los sicarios, figuraban dos registros policiales. Uno, del 26 de junio de 2009, cuando tenía 17 años y fue baleado, y otro del 25 de abril de 2008 por una contravención, ya que había sido demorado por la Policía con una gomera.

Para los investigadores no hay dudas de que la mujer fue una víctima colateral de la balacera que estaba dirigida a Schneider, ya que estaba ubicada en la “línea de tiro” de los gatilleros que pasaron en moto.

El doble asesinato de este domingo fue en el barrio Molino Blanco, que está sobre el extremo Sur de Rosario. El arroyo Saladillo separa a ese vecindario del inicio de la ciudad de Villa Gobernador Gálvez.

Como dato reciente, este sábado por la mañana fue encontrado el cuerpo de Ivo Iñaki Lola, un chico de 16 años que tenía dos disparos en la cara, uno en el tórax y otro en el brazo derecho. El lugar donde estaba el cadáver es en un terraplén situado en inmediaciones de Magallanes y el arroyo Saladillo, pero del lado de Villa Gobernador Gálvez. Está a pocas cuadras de barrio Molino Blanco de Rosario, donde este domingo ocurrió el doble crimen de Schneider y Carrizo.

Más allá de la cercanía geográfica, no hay elementos entre los dos casos que al fiscal Ávila le permitan conectarlos.

A Ivo Iñaki Lola lo identificó su madre en el Instituto Médico Legal de Rosario, ya que al momento de ser hallado su cuerpo no tenía identificación. De acuerdo a las actuaciones realizadas, al adolescente lo ejecutaron en el terraplén, donde se incautaron tres vainas servidas.

Del adolescente asesinado también había registros policiales. El 26 de agosto pasado fue demorado en Manuel Ugarte al 700, en barrio Gráfico, a dos cuadras del estadio mundialista de hockey, que está en el extremo Noroeste de Rosario.

En aquella ocasión, Ivo Lola fue aprehendido en el interior de un Volkswagen Gol junto a otras dos personas. El procedimiento fue motivado porque el auto tenía cuatro disparos en la parte trasera y estaba mencionado como el utilizado por sicarios en el doble asesinato de Carmen Noemí Villalba (53) y su hija Marlén Catalina Villalba (15), ocurrido el 22 de agosto, también en barrio Gráfico. Casualmente, en el interior del vehículo se secuestraron tres municiones calibre 9 milímetros.

 

Fuente: Infobae

Compartir esta nota: