Miercoles 28 de Septiembre de 2022
HACER CLIC AQUÍ

Robineau: “La intervención de los funcionarios públicos está acreditada”

Dio a conocer la modalidad que empleaba la escribana Gladys Báez para cometer los delitos. 

Se profundiza la investigación por la megaestafa de inmuebles en la provincia de Corrientes y por la cual hay al menos quince personas detenidas, entre ellas los titulares del Registro de la Propiedad y Catastro.

El fiscal Gustavo Robineau a cargo de la investigación contó detalles de la causa en el programa televisivo Final Abierto, conducido por Eduardo Ledesma, Gabriela Bissaro y Carlos Simón.

“Para nosotros la hipótesis de la intervención o la participación de los funcionarios públicos tanto de Registro como de Catastro está mínimamente acreditada en el expediente y estamos hablando de una investigación que recién está empezando, porque la verdad que todo lo que pudimos recabar en cuanto a documentación y testimonios nos habla de una operatoria que lleva un tiempo y que involucra a distintas personas”, precisó.

“Decidimos que esa investigación la realice Prefectura para evitar cualquier tipo de interferencia de filtración exactamente. Tenemos 25 causas y podrían ser más porque, la verdad, desde que tuvo difusión la noticia hay conocimiento público y ha venido muchísima gente que tenía un título o un antecedente de esta escribana y de hecho hemos comprobado falsedades”.

“La asociación ilícita está pensada o forma parte de nuestra hipótesis porque precisamente estamos hablando de un mismo modus operandi y sobre todo la permanencia en el tiempo que estamos hablando de que el grueso de las estafas y defraudaciones que nosotros ya hemos comprobado —digo hemos comprobado porque están los documentos más allá de que todavía la Justicia no los pueda establecer con una verdad, digamos una sentencia— pero sí están las falsedades y la mayoría está”.

“Empezamos la investigación con Prefectura y habitualmente en este tipo de investigaciones lo que se utiliza son las escuchas telefónicas  y a partir de ahí se pudo, mediante una las escuchas, determinar esta relación que existía en principio entre abogados, una escribana y funcionarios de Catastro”.

“Por ejemplo, nosotros habíamos pedido un informe a la Dirección de Catastro y resultó que ese oficio, esa comunicación, estaba en manos de lo que nosotros estábamos investigando”.

“Nuestra hipótesis es que la facilitación o ausencia de control o una falta de rigor en el cumplimiento de las obligaciones del Registro fue realmente convenida”.

“Estamos hablando de la connivencia, de una participación activa no de un incumplimiento en un mero error o descuido o negligencia del Registro, esa es nuestra hipótesis”.

Al hablar sobre la escribana Gladys Báez, dijo que “esta escribana yo puedo decir hoy que una de sus especialidades, por decirlo en base a lo que nosotros descubrimos, es una gran hacedora de títulos”.

“En innumerables casos hemos descubierto que utilizaban, por ejemplo, poderes especiales irrevocables, que es un poder que se da con un fin específico realmente para la compraventa de inmuebles, y aparecía la abuela que ya murió dándole un poder a una persona, y esta persona ya muerta, la abuela, hacía la escritura. Tenemos como diez o más situaciones así que descubrimos, pero eso no se puede hacer solo desde una escribanía”.

“Advertimos también que la actividad de la escribana Báez en comparación con la actividad de otro escribano, sobre todo en pandemia, era superlativa; es una escribana que constantemente estaba produciendo títulos. Yo he preguntado a una de las imputadas a qué se debía y dijo que parece que cobraba muy barato la escribana, entonces tenía mucho trabajo. La mayoría de sus escrituras son irregulares e incluso hay escrituras que están inscritas en el registro pero que no existen en la matriz en el protocolo de la escribana, y han hecho testimonios de escrituras que nunca fueron firmadas porque esas personas son titulares de los mismos.

Fuente: El Litoral

Compartir esta nota: