Miercoles 28 de Septiembre de 2022
HACER CLIC AQUÍ

El frente financiero Economía canjeó deuda por 2 billones de pesos: parte de los nuevos papeles vencen después de las PASO 2023

Reprogramó vencimientos de deuda en pesos. El grueso de los papeles canjeados estaba en manos del Banco Central.

Con un final de suspenso y una fuerte participación del sector público, el Ministerio de Economía encabezado por Sergio Massa logró postergar vencimientos por $ 2 billones para el 2023 y descomprimir los pagos hasta octubre próximo. Fue a través del "supercanje" de bonos que se realizó este martes y que fue la primera prueba de fuego de la nueva gestión ante la incertidumbre que hay de cara a un segundo semestre desafiante.

Después de que Economía definiera que no va a financiar más los gastos con fondos del Banco Central, la deuda en pesos se convirtió en el principal mecanismo para cubrir el rojo de las cuentas públicas. En ese marco, el Tesoro concretó el canje y recibió un total de 1.233 ofertas, que representaron un total de US$ 15.662 millones o $ 2 billones, consiguiendo el 85% de los $ 2,5 billones que vencían en agosto, septiembre y octubre próximos. 

El grueso de los bonos canjeados estaban en manos de entes públicos -sobre todo el Banco Central- que desde junio compró $1,2 billones de títulos y letras CER, cuando se desplomaron los precios de los bonos en pesos por una crisis de confianza que derivó, entre otras cosas, en la disparada de los dólares paralelos y la renuncia de Martín Guzmán. Pero también hubo participación, en menor medida, de bancos, fondos de inversión y compañías de seguro.

Eso sí, la secretaría de Finanzas tuvo que prorrogar tres veces el cierre de la rueda para alcanzar una mayor adhesión, según revelaron fuentes del mercado. "Les fue bastante bien, si suponemos que un 60% de la participación eran organismos públicos y un 40% del mercado, casi la mitad del mercado hizo el canje, debe haber sido un poco menos porque en el mercado secundario estuvieron comprando organismos públicos, pero es un buen resultado", dijo un operador.

Según detalló Economía, "luego de la operación de conversión, se alcanzó, en valor efectivo, un 85% de adhesión en los instrumentos elegibles". Para ello, el Tesoro ofreció tres bonos duales con vencimiento entre junio y septiembre de 2023, atados a la variación máxima entre la inflación (+ 2%) o la devaluación oficial, por lo que el inversor recibirá en pesos el mejor resultado entre ambas opciones de cobertura.

Esa cobertura tentó a los bancos a "tirarse de cabeza" en un contexto donde se espera una inflación del 90% anual y siguen elevadas las expectativas de devaluación. Los plazos de los bonos también fueron un incentivo. "El 83% de los vencimientos proyectados para el mes de octubre, fueron colocados en el instrumento dual con vencimiento en septiembre de 2023. Es decir, se adjudicaron $651.862 millones post PASO 2023", dijo Economía.

"El sector bancario tenía un claro incentivo tras las modificaciones que permitían que los bonos duales no tomaban cupo de la posición global neta de moneda extranjera", señaló Pedro Siaba Serrate, analista de PPI. "La doble indexación que presentaban los instrumentos (tanto visto como un instrumento dollar linked con opcionalidad CER o viceversa) generaba atractivo para los inversores que estaban dispuestos a refinanciar sus posiciones en crédito soberano", agregó.

Economía redujo además la bola de pagos de los próximos tres meses a $ 480.000 millones. "El Tesoro Nacional debía afrontar vencimientos por $615.862 millones en agosto, en $1.123.801 millones en septiembre y $807.068 millones en octubre. Luego de esta operación de conversión, logró reducir los vencimientos proyectados a $ 115.318 millones, 209.337 millones y $155.336 millones, respectivamente", señaló.

Por último, el Gobierno quedó mejor parado para las próximas licitaciones de deuda, empezando por la de este jueves. "El jueves es la primera licitación y con esto, aumentan las posibilidades de conseguir los $750.000 millones de financiamiento neto que necesita para financiar el déficit primario (consistente con la meta fiscal del FMI) remanente en el año", dijo Lucio Garay Méndez, analista de EcoGo.

Fuente: Clarin

Compartir esta nota: