Miercoles 10 de Agosto de 2022
HACER CLIC AQUÍ

Los impuestos configuran casi la mitad del costo de un préstamo bancario en Argentina

Las entidades bancarias remarcaron que la presión tributaria sobre la actividad bancaria creció en forma sostenida desde 2009, especialmente en casos de gobiernos provinciales y municipales.

Los préstamos bancarios a familias y empresas se ven afectados por los distintos impuestos que encarecen en un 44% el Costo Financiero Total (CFT), según estimó un informe del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral) de la Fundación Mediterránea. El relevamiento fue encargado por la Asociación de Bancos Argentinos (Adeba). 

Sobre este contexto, las entidades bancarias remarcaron que la presión tributaria sobre la actividad bancaria creció en forma sostenida desde 2009, especialmente en casos de gobiernos provinciales y municipales. El documento concluye que este es uno de los motivos por los que el porcentaje de los préstamos bancarios sobre el PBI esté en torno al 10%, lo que lo ubica como “el más bajo de la región”. 

¿Cómo afectan los impuestos al crédito?

El peso de los impuestos que gravan directamente el crédito explica entre el 4,5% (en el caso de créditos hipotecarios de vivienda única) y el 30,5% (crédito personal y resto de crédito hipotecario) del Costo Financiero Total (CFT); producto de tributos como el IVA, impuesto a los débitos y créditos bancarios (IDCB), impuesto provincial de sellos (IS), impuesto provincial sobre los ingresos brutos (IIBB) y la tasa municipal por inspección de seguridad e higiene (TISH). 

“Los impuestos nacionales cobran mayor importancia en los créditos personales y en los créditos hipotecarios que no son destinados a vivienda única, por el peso del IVA en los intereses (no se puede usar como crédito fiscal). En tales casos, los impuestos nacionales representan un 61,9% del impacto de los impuestos en el costo del crédito, mientras los provinciales explican un 25,4% y los municipales un 12,7%”, precisó el informe.

En esa línea, el informe indicó que “en cambio, los impuestos provinciales explican la mayor parte del peso de los tributos en el CFT (55,1%) en el caso de los créditos a empresas (prestatario puede usar el IVA de los intereses como crédito fiscal)”. 

Asimismo, el documento detalla que solo en concepto de impuestos sobre crédito y débitos bancarios, los usuarios del sistema financiero pagaron en 2021 unos 750.000 millones de pesos, un total que “equivale más que a la suma de lo recaudado por derechos de importación, tasas estadísticas e impuestos a los combustibles”, agregó. 

¿Y las Pymes? 

Con respecto al acceso al crédito bancario de MiPyMEs en la región, el relevamiento señala que el peso de los impuestos en el CFT alcanza el 59,8% del costo de adquirir un préstamo para las empresas argentinas, mientras que en Brasil es un 33%, en México un 26,3%, en Chile un 19,2% y en Paraguay solo un 16,7%.

“Estas diferencias se explican principalmente por la presencia de impuestos distorsivos en nuestro país (impuesto a los ingresos brutos, a los sellos, a los débitos y créditos), que no existen o son poco relevantes en el resto de los países estudiados”, expresó el documento.

SE / ds

 

fuente: perfil

Compartir esta nota: