Miercoles 10 de Agosto de 2022
HACER CLIC AQUÍ

Bautismo trágico en el Ejército: imputan por homicidio a nueve militares

El fiscal los consideró responsables de la muerte de Matías Ezequiel Chirino (22). Autorizaron una nueva autopsia.

 

El fiscal federal de Paso de los Libres, Fabián Martínez, pidió la indagatoria de los nueve oficiales del Ejército que organizaron y fueron protagonistas del trágico ritual de iniciación del subteniente Matías Ezequiel Chirino (22) en su primer destino, el Grupo de Artillería de Monte 3.

Además, el juez de la causa, Gustavo Fresneda, hizo lugar al pedido de la familia para que se realice una nueva autopsia, esta vez en la provincia de Córdoba.

El fiscal Martínez pidió que los militares que aparecen mencionados en la causa como los organizadores de la “bienvenida” de los tres nuevos oficiales de artillería, en la noche del 18 de junio pasado, respondan por los delitos de homicidio simple y abuso de autoridad.

Matias Ezequiel Chirino (22) murió tras un ritual de iniciación de vida militar en Paso de los Libres (Corrientes).

Matias Ezequiel Chirino (22) murió tras un ritual de iniciación de vida militar en Paso de los Libres (Corrientes).

La imputación se conoció este miércoles, el mismo día que la familia del subteniente fallecido se movilizó en Holmberg, Córdoba, para pedir el rápido esclarecimiento del hecho y el castigo a los responsables.

La marcha, que se hizo al mediodía, bajo una pertinaz llovizna y frío intenso, finalizó en el acceso al Batallón de Arsenales 604, donde el jefe de la unidad recibió un petitorio en el que los Chirino piden al jefe del Ejército que “den de baja a los oficiales involucrados” en la muerte de Matías “y que, de ahora en más, se asigne el mando militar a personas que no hagan abuso de esa potestad”.

Desde la familia indicaron que buscarán impulsar ante el Congreso la “Ley Matías”, una norma que ponga fin a los abusos de poder dentro de las fuerzas armadas. Es que después de la muerte del subteniente cordobés, se conocieron otros casos en los que soldados y suboficiales terminaron internados o con lesiones a causas de las “bienvenidas”.

Marcha en Holmberg, Córdoba, por la muerte del subteniente del Ejército Matías Ezequiel Chirino (22).

Marcha en Holmberg, Córdoba, por la muerte del subteniente del Ejército Matías Ezequiel Chirino (22).

A poco más de un mes de ocurrido el hecho, la Justicia Federal de Paso de los Libres dio los primeros pasos para el llamado a indagatoria de los capitanes Claudio Andrés Luna (35), Rubén Darío Ruiz (34) y Hugo Reclus Martínez Tarraga (34); el teniente primero Darío Emmanuel Martínez (32), los tenientes Exequiel Emmanuel Aguilar (31) y Franco Damián Grupico (26); y los subtenientes Facundo Luis Acosta (26), Gerardo Sebastián Bautista (31) y Claudia Daniela Cayata (33).

Todos estuvieron en el Casino de Oficiales en las horas previas al fatal desenlace.

Desde el Juzgado también se dispuso el secuestro de los teléfonos celulares de los ahora imputados y la requisa de sus domicilios, medidas que ya se cumplieron porque el juez habilitó la feria para que la investigación no se estancara.

Ezequiel Chirino (52), con la foto de su hijo Matías (22), el subteniente del Ejército que murió durante un ritual de iniciación.

Ezequiel Chirino (52), con la foto de su hijo Matías (22), el subteniente del Ejército que murió durante un ritual de iniciación.

En un extenso escrito, el fiscal federal de Paso de los Libres sostuvo que “el fallecimiento tiene relación de causalidad con los maltratos que aquellos le dispensaron, prevaleciéndose de la autoridad que tenían sobre Chirino, como también sobre los subtenientes Rufino Ezequiel Meza y Jorge Manuel Chaile, en el marco de la reunión denominada 'bienvenida, ritual y/o bautismo de iniciación' que se celebró en el quincho del casino de oficiales”.

Para el fiscal Martínez, los tres oficiales recién llegados al cuartel de Paso de los Libres “se descompensaron producto de la ingesta continua de bebidas alcohólicas que los oficiales jerárquicos les ordenaron consumir” dos días antes de la fecha en que debían presentarse formalmente ante el jefe del Grupo de Artillería.

Y agregó que los tres fueron obligados a beber en exceso sin haber ingerido alimentos previamente “provocando que perdieran el conocimiento".

Marcha en Holmberg, Córdoba, por la muerte del subteniente del Ejército Matías Ezequiel Chirino (22).

Marcha en Holmberg, Córdoba, por la muerte del subteniente del Ejército Matías Ezequiel Chirino (22).

"Durante el trágico acontecimiento, también les exigieron que se colocaran la ropa de gimnasia y se sumergieran en la pileta del casino de oficiales” pese a que el agua estaba sin tratar y muy fría, indicó.

Además, sostuvo que los tres subtenientes fueron despojados de sus celulares, los obligaron a comer con la mano fideos hervidos mientras sus superiores degustaban el asado. Además, quedó establecido que fueron obligados a hacer flexiones de brazos y correr alrededor del quincho por cualquier motivo.

“Una vez que los nuevos subtenientes perdieron el conocimiento, los abandonaron a su suerte en una de las habitaciones, más precisamente la que previamente se le había asignado a Chaile, donde colocaron otros dos colchones sobre el piso, donde acostaron a Meza y Chirino sin cubrirlos con alguna frazada o elemento similar para resguardarlo de las bajas temperaturas reinantes (entre 4º y 2º), máxime cuando la habitación no contaba con sistema de calefacción y presentarían un cuadro de intoxicación alcohólica”, detalló el fiscal.

Chirino murió en un ritual de iniciación de su vida en un cuartel del Ejército, en Paso de los Libres.

Chirino murió en un ritual de iniciación de su vida en un cuartel del Ejército, en Paso de los Libres.

La enfermera del cuartel, sargento Clara Fernández, indicó que el domingo el teniente Grupico la llamó para que fuera a la unidad para asistir a uno de los nuevos oficiales “que se había pasado de alcohol”, según le refirió. Cuando arribó al lugar, Chirino ya no tenía signos vitales.

Para Martínez, “lo reseñado permite inferir con el grado de provisionalidad requerido para esta etapa procesal que existiría relación de causalidad entre los abusos propinados por los sindicados y el resultado luctuoso”, es decir la muerte de Chirino a causa de una broncoaspiración.

El fiscal pidió que la nueva autopsia la realice el Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema, pero el juez Gustavo Fresneda optó por hacer lugar al pedido de la familia de Chirino y el estudio se concretará en Córdoba, con profesionales del Instituto Forense y un perito de parte designado por la familia.

EMJ

 

fuente: clarin

Compartir esta nota: