Viernes 27 de Mayo de 2022
HACER CLIC AQUÍ

La quema intencional arrasó 6.000 hectáreas

Vecinos y productores alzaron la voz en queja por los cotidianos incendios que devoran campos, alambrados y ponen en riesgo a toda la población. 

 

La quema intencional de pastizales ya dañó 6.000 hectáreas de campos en San Luis del Palmar. Los incendios se suceden todos los días, se realizan denuncias, pero la situación se repite. Hay malestar en los productores.

“Los incendios ocurren todos los días. El daño que se realiza a los productores es terrible. Se echan a perder alambrados y los animales se quedan sin pastos para alimentarse. Es muy complicada la situación, pero además se pone en riesgo a la gente”, explicaron a El Litoral un grupo de productores de la quinta sección de San Luis del Palmar.

La situación es similar en toda la provincia, que se mantiene en riesgo extremo de incendios, potenciado aún más por la sequía. Recién el miércoles o jueves podría llover en la zona.  Pero la mayor preocupación de los ruralistas es que las quemas son intencionales. 

“Hay gente que inicia fuego todos los días. Intenta quemar pastizales y la cosa se descontrola”, se quejaron. 

Reclamaron mayor presencia policial para monitorear la zona y evitar que la situación se repitiendo.

Santa Ana

Un incendio de grandes proporciones se extendió ayer desde un barrio de Santa Ana. Las llamas cercan viviendas y por el fuerte viento el fuego se propaga rápidamente, según reportaron residentes de la zona.

Las llamas iniciaron en la zona denominada en Tierra Hermosa y entre el mediodía y la siesta alcanzaron los barrios Leconte y Amokañy.

Vecinos que reportaron el siniestro con una serie de mensajes y registros fílmicos, pidieron ayuda aunque tomó intervención un cuartel de bomberos, según confirmaron a El Litoral.

Asimismo, el director de Defensa Civil de la Provincia, Eulogio Márquez, confirmó que una dotación de la Capital se dirigía a atender la emergencia.

Luego de varias horas lograron controlar las llamas, pero no extinguieron todos los focos, así que se mantenía una guardia pasiva durante la madrugada.

 

fuente: ellitoral

Compartir esta nota: