El vicario judicial del Obispado de Córdoba fue el enviado papal para investigar la causa mendocina. Qué incluyó en su reporte y por qué no fue a la Justicia ordinaria.

Por Giselle Leclercq | Juan Luis González | Marcos Teijeiro

Dante Simón fue el vicario judicial que Francisco nombró para hacer la investigación interna en Mendoza. En diálogo con NOTICIAS explicó su rol y minimizó la denuncia por entorpecimiento en su contra por, supuestamente, ocultar pruebas.

Noticias: ¿Por qué realizó una investigación paralela a la de la justicia ordinaria?
Dante Simón: El clérigo que comete un delito es investigado por el fuero penal del Estado y por el fuero penal de la Iglesia. Son dos diferentes. Yo actúo como una especie de fiscal de la Iglesia.

Noticias: ¿Es un mecanismo para ocultar información?
Simón: Los que opinan eso es porque desconocen. El fiscal del Estado habla del secreto de sumario, y la Iglesia hace lo mismo con el secreto pontificio, para preservar la presunción de inocencia del denunciado. Una vez que esto llega a juicio se hace público.

Noticias: Usted y el otro enviado (Juan Martínez) fueron acusados por entorpecer la causa.
Simón: La Justicia no me lo notificó.

Noticias: En su investigación, ¿había algún indicio de lo que sucedía en La Plata?
Simón: Yo hice una conexión con un caso de una víctima de Mendoza. De eso también dejé constancia en el informe que envié en junio del 2017 a la Santa Sede.

Noticias: ¿Por qué no llevó esas pruebas a la Justicia ordinaria?
Simón: No puedo hacer eso porque a mí me mandó a investigar la Iglesia, y sólo lo puedo hacer si ella, o la Justicia, me lo pide. Yo informé inmediatamente los datos que recabé. La Santa Sede decide cómo proceder.
NOTICIAS


0
0
0
s2smodern
powered by social2s

Gobierno de corrientes

loteria suspension

Alternative flash content

Requirements

incone

publicidad vianda

Alternative flash content

Requirements